Categorías
Callejera, urbana y arquitectura

El manco

En la calle, con leyes tan restrictivas como las españolas, podemos aprovechar para crear escenas dinámicas y curiosas con sombras.

No son pocos los que aseguran que en un día soleado no se pueden hacer buenas fotografías, que la luz dura es enemiga del fotógrafo; sin embargo, yo pienso que en disciplinas como la fotografía callejera viene siendo un aliado muy valioso. Con la llegada de la potente luz solar, podemos jugar con las sombras que a veces producen efectos tan curiosos como éste.

No fue sencillo porque mucha gente se aparta de uno cuando lo ve con una cámara de fotos. Yo buscaba que el sujeto se acercase a mi, pero no podía levantar la cámara o estropearía la toma. Mi cámara no tiene pantalla abatible y no la puedo usar si no es de una forma un tanto incontrolada, desde la cintura. Pasaba mucha gente, yo quería practicar en 24mm (aunque estaba utilizando la voluminosa lente de kit 18-55mm, la tenía fijada con cinta adhesiva) que correspondería a un 36mm en mi APS-C y por eso también tenía que estar encima de la escena, lo que ayudaba a la gente a detectarme y esquivarme. Sin embargo, vi que se acercaba un sujeto perfecto hablando por teléfono y debía aprovecharlo.

Enfoqué y medí la exposición manualmente sobre la piedra por la zona donde calculaba que pasaría y traté de memorizar la posición de la cámara para encuadrar. Di dos pasos hacia atrás y esperé. Cuando llegó a la altura donde más o menos yo quería que estuviese, caminé hacia adelante sin que la persona tuviese tiempo de reaccionar y apartarse, entonces disparé una ráfaga tratando de mantener la cámara tal y como lo había ensayado segundos antes.

El resultado me sorprendió. Contaba, por ir hablando por teléfono, con que la sombra no tendría parte de un brazo, pero cuando revisé la foto, el otro brazo me recordó a la cola de un caballo y resultó que llevaba otro móvil sujeto con la mano suelta y por eso, un espectador que no haya visto la escena en vivo entenderá en un primer vistazo que va hablando por teléfono hasta que detecte ese otro móvil y, a partir de ese momento, la imaginación comenzará a trabajar.

En el revelado, el color me pareció irrelevante e incluso entiendo que funciona mejor un tratamiento en blanco y negro. De lo que no me cabe la menor duda es que estas imágenes precisan de reforzar la textura que predomina en todo el encuadre.

Datos EXIF:

Nikon D3400

AF-P DX NIKKOR 18-55mm 1:3.5-5.6G

24mm – ISO 400 – f/8 – 1/500s

Por Anxo Dafonte

Como fotógrafo me considero multidisciplinar, dicen que eso te hace ser mediocre en todo y bueno en nada... pero como yo soy feliz así, ¡que me quiten lo 'bailao'!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .