Categorías
Aproximación y macro Naturaleza (fauna y flora)

El mosquito tigre

Los mosquitos, a pesar de su pequeño tamaño, pueden resultar extremadamente peligrosos. Hoy te mostramos una perspectiva sorprendente del mosquito tigre.

Un Aedes, cuando hablamos de composición en fotografía, viene siendo el conjunto que compone el entorno de un hito geográfico, arquitectónico, etc. y que podría incluir además algún otro dependiendo de la localización.

Seguramente hayas fotografiado Hitos y Aedes en más ocasiones de la que te piensas.

Por ejemplo, en Santiago de Compostela tenemos en el aedes formado en la Praza do Obradoiro, la propia plaza, el edificio del ayuntamiento, el Hostal de los Reyes Católicos, etc. donde podríamos decir que el hito principal es la Catedral, pero que el resto de construcciones también se podrían considetar hitos arquitectónicos de por si aunque se vean ensombrecidos en popularidad por el mundialmente conocido templo religioso. Sin embargo, no cabe duda de que el resto también serían reconocidos aunque se mostrasen individualmente.

Hito arquitectónico en Santiago de Compostela. Fotografía: Anxo Dafonte.

Otro hito geográfico, esta vez en A Coruña es la Torre de Hércules cuyo aedes está formado por todo el entorno que le rodea.

Hito arquitectónico en A Coruña. Fotografía: Anxo Dafonte

Teniendo esto claro, vamos a pasar a otro Aedes que no tiene nada que ver con nada de eso pero que me ha servido de gancho para dejar caer una definición que se utiliza en las artes plásticas y por ende en la fotografía.

Aedes Albopictus

Se trata del insecto más comúnmente conocido como Mosquito Tigre. Un insecto que cuando lo vemos magnificado en tamaño puede llegar a mostrar su verdadero rostro que a mi me hace pensar en una de mis producciones cinematográficas favoritas: Alien, el octavo pasajero.

Aedes Albopictus. Fotografía: Anxo Dafonte.

Los mosquitos en general pueden ser transmisores de graves enfermedades que afectan al ser humano, el zika es una de ellas, tristemente puesta de moda hace relativamente poco tiempo pero que parece haberse erradicado tras ser arrasada en popularidad por la terrible pandemia producida por el COVID-19.

Pero eso no significa que haya desaparecido, simplemente no se habla de ello, al menos en nuestras latitudes. No olvidemos que nos enfrentamos a diario a más enfermedades que no han desaparecido de la noche a la mañana. No bajemos la guardia al respecto.

A pesar de ser considerados muy peligrosos, a nivel individual, la presencia de un mosquito no significa necesariamente que exista un portador de algún virus, simplemente que puede llegar a serlo y para ello se tienen que cumplir otros factores, como por ejemplo, que haya sido infectado previamente. No caigamos en el error de prejuzgar a un solo individuo. Huelga decir que somos conocedores del resultado de una picadura de mosquito y generalmente sólo nos causa malestar y picor.

El acto fotográfico

Esta fotografía está tomada a pulso y sin flash aprovechando el momento en el que el sujeto se posaba en un mostrador color gris azulado.

Monté unos tubos de extensión entre el sensor y la lente para obtener esta toma.

Olympus OM-D M-10 Mk III

Zuiko 40mm – ISO 6400 – f/7.1 – 1/40s

Combinado con dos tubos de extensión Viltrox de 10mm y de 16mm

El mosquito estaba en movimiento y lo más complicado fue enfocar porque con tubos de extensión, aunque tengan los conectores que permitan enfoques y otros automatismos, no es tan sencillo como lo pintan, enfocar es una tarea compleja y muy manual. En otra ocasión os hablaré acerca de esto. Por suerte, como siempre utilizo tubos (también con la Nikon D3400) ya tengo cierta experiencia al respecto.

Por desgracia, no tuve muchas oportunidades para reintentar la toma y tratar de mejorarla, pues el insecto estaba vivo y se movía por toda la superficie del mostrador hasta que al final alzó el vuelo, viniéndose directo hacia el objetivo de mi cámara y causándome un momento de impresión al verlo venir hacia mi de forma tan magnificada y después de estar dejando volar mi imaginación con las aventuras de la tripulante del Nostromo.

Debe primar el respeto por la vida

Y es que no, te puede sorprender pero es la verdad, a pesar de lo que he escrito sobre los mosquitos, nuestro sujeto no ha sufrido daño alguno. Es mi responsabilidad saber protegerme de su picadura, pero no me considero con la potestad de prejuzgarlo como individuo y entender que por ser mosquito es portador de alguna enfermedad.

En todo momento fue libre de decidir cuando detener la sesión para continuar su paso por la vida alzando el vuelo tal y como hizo cuando apenas había expuesto la foto de hoy.

Entiendo que la fotografía de macro extremo sea muy impactante, pero requiere de que el sujeto permanezca totalmente inmóvil durante la exposición de multitud de imágenes. Es por ello que se realiza con ejemplares muertos. Si su fallecimiento es reciente no se notará, pero en caso contrario será muy evidente. No soy partidario de realizar ese tipo de fotografía por pura diversión, solamente como parte de un importante y relevante proyecto de investigación científica que al menos “justifique” el sacrificio del animal.

¡Gracias por tu atención
y buenas vistas desde cámara!

Por Anxo Dafonte

Como fotógrafo me considero multidisciplinar, dicen que eso te hace ser mediocre en todo y bueno en nada... pero como yo soy feliz así, ¡que me quiten lo 'bailao'!

3 respuestas a “El mosquito tigre”

Jolín vaya lección, no te acostarás sin saber una cosa más porque no tenía ni la menor idea de lo que era el Aedes, ahora ya lo sé, jejeje. Las fotos que has puesto espectaculares, no solo por la composición sino por el tono, la luz, la exposición. Muy bonitas. Tampoco sabía que mataban a los insectos para sacarles fotos😮pensaba que era más la pericia del fotografo para pillarlos a tiempo. He hecho fotos a escarabajos y otros insectos más tranquilos que a un mosquito, pero claro, sin matarlos, lo que no sabía, ni me imaginaba era que se los cargaran para hacerles fotos, pues vaya🤔 me has dejado..loca Un abrazo y pasa muy buena tarde¡¡¡

Le gusta a 1 persona

No siempre se matan, pero para hacer macro fotografía extrema, esas imágenes tan espectaculares en los que ves los ojos de una mosca o de una araña, sí es necesario el sacrificio del animal pues se utilizan técnicas muy especiales con muchas tomas y moviendo la cámara por carriles para poder enfocarlo todo. Es muy milimétrico, bueno, el milímetro ya es una distancia muy elevada en esos casos pero para que nos entendamos. Lo más ético sería aprovechar un sujeto ya fallecido sin nuestra intervención, pero debería ser reciente para que el efecto de la descomposición no se note.

Pero sí, no vengo yo a juzgar ese género fotográfico porque es vital para nuestra existencia en muchos casos y no soy quien para ello, pero por deporte no entra en mis planes practicarlo.

Gracias por tu comentario, ¡nos leemos el finde! Feliz semana. Abrazos.

Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .